Tíos matan a su sobrino de 4 años y ocultan los restos en un refrigerador.

0
10

Tíos matan a su sobrino de 4 años y ocultan los restos en un refrigerador.
En septiembre de 2018 el niño y su hermano se quedaron al cuidado de sus tíos
Una pareja, hombre y mujer, son acusados de haber golpeado, quemado y asesinado a su sobrino de cuatro años de edad, a quien después ocultaron en un refrigerador, en Morelos.

De acuerdo con informes de Fiscalía estatal, el pasado mes de septiembre el pequeño junto con su hermano, de 5 años de edad, se quedaron al cuidado de sus tíos, identificados como Arturo “N” y Karina Guadalupe “N”, respectivamente.

La pareja vivía juntos con sus dos hijos en la calle 21 de marzo de la colonia Otilio Montaño del municipio de Jiutepec, informó Excélsior.

A los dos meses, en noviembre de 2018, los ahora imputados denunciaron que mientras caminaban por la colonia La Joya, con los cuatro menores, fueron interceptados por tres sujetos, quienes se llevaron al menor de 4 años de edad.

Sin embargo, el hermano de la víctima reveló a su abuela materna que su tío Arturo golpeó a su hermanito, provocándole un sangrado por la boca y oído, para luego prenderle fuego en el patio de la casa.

Luego de conocer los hechos la abuela presentó una denuncia formal, por la que las autoridades correspondientes iniciaron la carpeta de investigación.

Aunque desde el pasado mes de febrero la Policía de Investigación Criminal (PIC) detuvo a Arturo “N” y Karina Guadalupe “N”, estos se negaron a revelar el paradero del menor.

No obstante, un mes antes de su arresto los presuntos homicidas encargaron a un vecino un refrigerador, argumentando que se cambiarían de domicilio, pero que posteriormente lo recogerían.

El electrodoméstico se quedó en el patio de la vivienda del vecino a la espera de ser recogido, cosa que nunca sucedió, y con los restos del menor dentro.

Aunque el refrigerador estaba cerrado herméticamente, las altas temperaturas de los últimos días provocaron que del aparato empezara a emanar un olor fétido.

Por ello, el vecino solicitó el apoyo de la Fiscalía estatal, la cual envió a elementos de la Coordinación de Servicios Periciales a revisar el aparato, en el que este martes localizaron un total de seis bolsas en capas con el cuerpo sin vida del menor.

El cuerpo del menor fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense en donde se le realizaron las pruebas periciales correspondientes, y así continuar con el proceso judicial en contra de los presuntos asesinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here