Escucha nuestra radio en vivo

Un sujeto que junto a otros cómplices habrían robado un celular a un transeúnte a plena luz del día fue capturado y se salvó de ser linchado por los enardecidos pobladores que ya  están cansados de estos robos frecuentes.

El hecho tuvo lugar al promediar las 8:30 de la mañana del jueves 05 de abril cuando un humilde joven de 22 años, que no quiso revelar su identidad por miedo a represalias, fue víctima de robo de un sujeto, quien le arrebató su equipo móvil, por lo que empezó a pedir auxilio desesperadamente. Ante esta situación los moradores de la Urbanización Tambopata salieron salieron de sus domicilios para prestar la ayuda.

En una rápida acción los vecinos rodearon al facineroso capturándolo en la intersección del jirón Conima con la avenida Tambopata de la ciudad de Juliaca. El maleante, identificado como Ivan Cahuana Casqueño (24), fue arrinconado y despojado de sus prendas de vestir, hasta dejarlo casi desnudo. El cuerpo tatuado del detenido mostraba profundas cicatrices que evidenciaban que se trataba de un delincuente ranqueado.

Los pobladores enardecidos lo baldearon con agua fría y azotaron duramente para darle un escarmiento; sin embargo, no contento con ello, estaban decididos de echarle combustible y quemarlo vivo, con el fin de advertir a todo aquel que tenga las intenciones de robar, tendrían el mismo final.

Por último, el mal individuo fue rescatado en medio de una trifulca por los agentes de la policía, pese a que los moradores no querían entregarlo, incluso llegaron arrojar piedras a la camioneta policial acusándolos de cómplices.

Vecinos del barrio Tambopata indicaron que los robos son constantes en la zona, por lo que no tendrán miedo de quemar vivo a quien sea capturado infraganti.

Cabe mencionar que en el mes de febrero pasado el entonces ministro del interior Vicente Romero señaló que los índices de delincuencia en Puno y Juliaca son preocupantes.