Robo de Córneas: denuncian tráfico de órganos en la Morgue de Lima (VIDEO)

0
6

Robo de Córneas: denuncian tráfico de órganos en la Morgue de Lima.
La familia de un joven fallecido denunció el robo de córneas de su ser querido, y exigieron a la autoridades que investiguen el caso.
La mañana del último viernes el cuerpo de Alejandro Soto, de 35 años, ingresó a la Morgue de Lima para una autopsia que certificó hemorragia pancreática, pues debido a una fuerte depresión decidió ingerir una sustancia que le quitó la vida. Sus familiares denunciaron que en ese proceso robaron las córneas de su ser querido, ellos exigen que se investigue pues sospechan que existe una mafia de traficantes de órganos en la institución.

De acuerdo al hermano de la víctima, al momento de abrirle los ojos al cuerpo solo estaba la parte blanca de ellos y sus corneas de color verde no estaban. Sus familiares señalaron que en el DNI de Alejandro Soto, no se indicaba que era donante de órganos y el tampoco autorizó en vida ante la Reniec que le quiten un órgano un tejido.

Los funcionarios de la morgue se ampararon en la Ley General de Salud 26,842 que en su artículo 110 comprende que «a un cadáver se le podrá realizar la ablación de órganos y tejidos con fines de trasplante o injerto, sin requerirse para ello de autorización dada en vida por el fallecido o del consentimiento de sus familiares».

Esta ley ya no estaría vigente pues en junio de 2016 y promulgada en el Diario El Peruano, señala que la donación de órganos sólo se puede realizar si el propio donante así lo manifiesta antes de morir en su documento de identidad o bajo una declaración jurada.

Los familiares de Alejandro Soto se encuentran indignados ya que el equipo médico forense habrían infringido la ley.
En el mercado negro, los traficantes de órganos los venden rápido y cada córnea está costando hasta 15 mil dólares. En Perú, como en Colombia, Argentina y México están en la lista de los 20 países en Latinoamérica que son elegidos por las mafias de tráfico de órganos, este delito en nuestro país está penado con hasta seis años de cárcel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here