PUNO BAJO CERO ABANDONADOS EN LA HELADA

0
18
puno bajo cero

La población de Puno soporta bajas temperaturas que llegan hasta bajo cero, por las madrugadas y muchos de ellos están abandonados en la helada.

Un ejemplo de ello es Francisca, una mujer quechuahablante de 65 años, que vive cerca a Willaycachi en las alturas de Puno en su vivienda construida de piedra junto a sus hijos que son de condición muy humilde. Su cama es una piedra cubierta de paja y sufre de artritis en sus manos pero aún así pasta sus 10 ovejas, pero para pena de ella seis de sus ovejas ya murieron por la fuerte helada que azota al lugar.

Otro drama es el que se vive a tres horas de la casa de Francisca, en la posta de Salud de Condoriri, donde el técnico encargado manifiesta que para pedir ayuda o informar de un traslado, tiene que trepar un cerro para alcanzar un poco de señal y que no cuentan con teléfono fijo.

Esta posta no cuenta con ambulancia para el traslado de pacientes y por esto se ven obligados a utilizar una moto para llegar hasta Tiquillaca a dos horas de viaje.

El caso de la posta de Salud de Tiquillaca a 3900 metros sobre el nivel del mar, la situación no es nada mejor. Aquí la obtetriz tiene que hacer sus atenciones domiciliarias en una moto lineal. El caso es el mismo cuando tiene que atender a los niños en sus domicilios ante una emergencia ya que no cuentan con movilidad.

Elvira trabaja mas de 25 años como obtetriz y manifiesta que en un día puede recibir hasta 35 pacientes que se distribuyen entre las 4 personas que trabajan ahí. Todo el personal esta preparado para poder atender los diversos casos. Ellos no cuentan con movilidad pero hacen lo posible para poder atender a los que necesitan ayuda en estas alturas olvidadas del Perú.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here