PACHAMAMA, MADRE TIERRA. PARA LOS INCAS.

0
8

Pachamama – Madre Tierra
Para los Incas, Pachamama significan Madre.

-Pacha, en el idioma quechua significa mundo, tierra, universo. Sinónimo: pachan. En gramática es un sufijo o morfema que indica el momento, el instante y el tiempo de la acción.
-Mama, en el idioma quechua significa madre, mamá. Progenitora de humanos y animales (Diccionario de la Academia Mayor de la lengua Quechua).

Día para rendir homenaje a nuestro planeta y reconocer a la Tierra como nuestro hogar y nuestra madre, además para crear una conciencia sobre el deterioro que sufre y sobre los cuidados que debemos tener con ella. Para los Incas era una deidad protectora de los seres vivos que favorecía la fertilidad a la cual se le tenía respeto, se brindaba con ella y se le otorgaban ofrendas en los campos de cultivo; esta devoción aún supervive en la actualidad en el mundo andino.

El Día de la Tierra se celebra el 22 de abril. Su promotor, el senador estadounidense Gaylord Nelson.

José Acosta en su libro Historia natural y Moral de las indias (1,590), libro 5, cap I, menciona: «También adoraban a la tierra, que llamaban Pachamama, al modo que los antiguos celebraban la diosa Tellus…»

Bernabé Cobo en su libro Historia del nuevo Mundo (1,642), en el capítulo VII, De la adoración que hacían al trueno, a la mar y a la tierra, menciona; «Todos también adoraban a la tierra, a la cual nombraban Pachamama, que quiere decir <>; y solían poner en medio de sus heredades y chacras, en honra de esta diosa y como ara o estatua de ella, una piedra luenga, para hacerle allí oración e invocarla, pidiéndole les guardase y fertilizase sus chacras; y cuanto una heredad era más fértil, tanto era mayor el respeto que le tenían.»
En el mismo libro en el capítulo XXIII, De los actos exteriores con que adoraban y hacían reverencia a sus dioses; y algunas de las oraciones que decían mientras les ofrecían los sacrificios, refiere: «Cuando bebían, asperjaban con los dedos la chicha del vaso que tenían para beber hacia el sol o hacia la tierra o hacia el fuego, pidiéndoles paz, vida y contento. También era acto de religión la forma que tenían de jurar, que era tocar la tierra con la mano y mirar al sol, como que ponían por testigo de su verdad a estos dos dioses, sol y tierra, que eran de los principales que ellos adoraban».

Crónica del Jesuita anónimo (1,594); “Y estos lugares naturales se llamaron en su lengua de ellos diferentemente, como las cumbreras apachitas, las cuevas huaca, los montes orcos, las fuentes pucyu, los cielos huahua pacha. Y no reverenciaron todos los montes y cerros, todas las fuentes y ríos, sino sólo aquellos en que había alguna singularidad digna de particular consideración, teniéndolos por lugares sagrados”.

(Dale un Me gusta a la página El Primer Hanan del Reino).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here