Órganos Resolutivos del Indecopi continúan favoreciendo descaradamente a la Industria Alimentaria
Laboratorio emite dos pronunciamientos contradictorios y el INDECOPI elige el que favorece a las empresas denunciadas
En conferencia de prensa, la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) volvió a cuestionar las decisiones que vienen adoptando, cada vez con mayor frecuencia, los órganos resolutivos (comisiones y salas) del INDECOPI que claramente favorecen a las empresas denunciadas que violan los derechos del consumidor.
Crisólogo Cáceres, Presidente de ASPEC, informó que, a la escandalosa y parcializada resolución de la Sala Especializada en Defensa de la Competencia adoptada en el caso del pan Bimbo se sumó otra decisión igualmente violatoria de los derechos del consumidor y del debido proceso. En efecto, ASPEC con fecha 27 de julio de 2020 interpuso denuncias contra las empresas Alicorp, Corporación Lindley, Global Alimentos, Selva Industrial y Procesadora Catalina las mismas que, según dicha institución, consignaban información inexacta en las etiquetas de sus productos en relación al contenido total de azúcar.
Para demostrar sus imputaciones ASPEC contrató los servicios del laboratorio SGS DEL PERU S.A.C a fin de que determinara el porcentaje de azúcares totales en productos tipo galletas, mezclas de cereales procesados con azúcar y bebidas gasificadas, respectivamente que DEBÍAN CONSIGNAR OCTÓGONOS Y NO LO HACÍAN.
Como es lógico, teniendo en cuenta su experiencia y elevado nivel de especialización, fue el mencionado laboratorio quien seleccionó el método para la realización de los análisis solicitados por ASPEC. Dicho método fue el “AOAC 975.14 20th Ed. 2016 Sugars in Bread”.
Los resultados corroboraron las sospechas de ASPEC y sobre esa base, se presentaron cuatro denuncias ante la Comisión de Protección al Consumidor N° 02 (CC2) del INDECOPI por infracción al derecho a la información e idoneidad. No obstante, poco tiempo después y en forma sorpresiva, tres de las empresas denunciadas presentaron al unísono escritos en los que informaban que el referido laboratorio les había dicho a ellos que el método empleado cuando ASPEC lo contrató para realizar los ensayos NO era el correcto. Este hecho dejó completamente desconcertada a la organización defensora de los consumidores, más aún cuando la CC2 declaró dicha información como “confidencial”.
En efecto, el laboratorio, presuntamente, había emitido dos pronunciamientos distintos y opuestos entre sí. Primero le dio la razón a ASPEC y, a la vez, hizo lo propio con las empresas que se lo solicitaron a pesar de que una respuesta contradecía abiertamente a la otra. A partir de este segundo pronunciamiento el INDECOPI mediante sus Informes Finales de Instrucción y Resoluciones Finales, declaró INFUNDADAS las denuncias de ASPEC.
Este hecho insólito e irregular debió haber llamado inmediatamente la atención del INDECOPI. Empero, no fue así y lo tomó como si fuera algo normal o común y más bien lo utilizó como una herramienta para resolver en contra de ASPEC. La CC2 bien pudo:
• Por lo menos, dudar de las supuestas pruebas presentadas por las empresas
• Solicitar una explicación al laboratorio SGS
• Pedir información al INACAL sobre el comportamiento del laboratorio SGS
La situación descrita es sumamente preocupante porque si un laboratorio reconocido actúa de esta manera y emite informes a conveniencia de las empresas, entonces las consecuencias son catastróficas porque:
• Queda en claro que la acreditación de los laboratorios a cargo del INACAL debería ser obligatoria y no voluntaria como ocurre actualmente porque, al no estar acreditadas, tales empresas se sienten libres de actuar en contravención de los más elementales principios legales y éticos sin temor a represalia alguna;
• El sistema de protección al consumidor a cargo de los órganos resolutivos del INDECOPI no es confiable porque existen comprobados conflictos de interés; y
• La información que recibimos los consumidores en las etiquetas mediante los octógonos, al final, tampoco resulta ser necesariamente confiable y esto es un terrible e inaceptable peligro para la salud pública, como bien explicó la ex Decana del Colegio de Nutricionistas Saby Mauricio quien también estuvo presente en la cita.
Estas decisiones cuestionables se suman a otras que se vienen adoptando en perjuicio de los consumidores. Veamos algunos ejemplos:
• La decisión de la Comisión de Eliminación de Barreras Burocráticas del 2020 según la cual el MINSA supuestamente no tenía competencia para regular el tema de los octógonos, la misma que ante el repudio generalizado de los ciudadanos y autoridades, posteriormente, tuvo que ser dejada sin efecto;
• La decisión de la Sala Especializada en Defensa de la Competencia que revocó la sanción impuesta a Panificadora Bimbo del Perú argumentando que la empresa no está obligada a consignar una advertencia sobre la presencia de grasas trans en sus productos con el agravante de que una de las vocales que firmó la resolución está vinculada a la Sociedad Nacional de Industrias que se opuso tenazmente a los octógonos; y
• Lo que acaba de sucederle a ASPEC.
Por casos tan graves como estos resulta evidente que el sistema a cargo del INDECOPI no es confiable y debe ser modificado drásticamente. En tal sentido se propusieron las medidas siguientes:
• Que la PCM -de la que depende el INDECOPI- inicie de inmediato un proceso de reorganización y depuración de los integrantes de sus órganos resolutivos
• La remoción inmediata de funcionarios con conflictos de interés (al amparo del art. 13.e D. Leg. 1033 – Ley de Organización y Funciones del INDECOPI, el cual establece como causal de vacancia del cargo de vocal del Tribunal la remoción por falta grave)
• Establecer una moratoria en la emisión de resoluciones finales hasta que las investigaciones a cargo de la Contraloría solicitadas por la Presidencia culminen
• Solicitar a los órganos resolutivos un listado de las resoluciones que emitieron, en particular las referidas a denuncias contra la industria alimentaria
• Solicitar informes a los secretarios técnicos en relación a los “informes finales de instrucción” que emiten y que sirven de sustento a las resoluciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *