MUJERES SE PELEAN EN VELORIO POR HOMBRE MUERTO.

0
14

Mujeres se pelean por hombre minero muerto.

Una de ellas es actual pareja de fallecido y se lo llevó a velar a su casa. La otra es la madre de sus hijos y reclama restos para sepultarlos.

Un gran problema se ha generado entre las dos mujeres que convivieron con el minero César Llajaruna Esquivel de 42 años quien perdió la vida la madrugada del último lunes durante un derrumbe en Salpo Otuzco Trujillo.

Las enfrentadas son Esperanza Cruz, madre de los dos únicos hijos de Llajaruna de 17 y 13 años, y Santos Horna, con quien el minero vivió los últimos seis años en la sierra.

Tras la muerte de César Llajaruna, Santos Horna, su actual pareja, reclamó los restos para velarlos y darles cristiana sepultura. Pero para que la fiscal le entregue el cadáver, habría dicho que el finado no contaba con más familiares.

Sin embargo, la noticia del deceso llegó también a oídos de la madre y la hermana del trabajador, y también de su exmujer, o sea Esperanza Cruz. Las tres radican en Trujillo y viajarón a Salpo para reclamar el cuerpo y traerlo.

Pero la fiscal y la policía nos pasearón y no nos dierón ninguna solución explicó Irma Llajaruna, hermana del minero.

Debimos reclamar para que saquen el cuerpo de la casa de Santos Horna, donde ya era velado. Lo malo es que aquí tampoco quieren entregarnos el cadáver, que ha sido internado en la morgue, e insisten en dárselo a Santos Horna, a pesar de que con ella no tuvo hijos, como sí los tuvo con Esperanza. Esto es un abuso”.

Medios locales intentarón conversar con Santos Horna para que brinde su versión, pero ella evitó pronunciarse al respecto. Cuando se cerró esta edición, el cadáver continuaba en la morgue.

Como informamos en su momento, Llajaruna se encontraba dentro de un socavón, junto a otros dos mineros, cuando de pronto se produjo una explosión.

El estallido causó un derrumbe de piedras y tierra que sepultó a los tres. Sus demás compañeros corrierón a auxiliarlos y luego los llevarón al centro de salud de la localidad. Pero Llajaruna no sobrevivió al traslado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here