MUERE RESCATISTA QUE PRESTABA AYUDA A NIÑOS ATRAPADOS EN CUEVA

0
13

Tailandia: Rescatista muere tras prestar ayuda a niños atrapados en cueva. Un ex miembro de la Marina tailandesa murió por falta de oxígeno cuando regresaba de haber suministrado provisiones a los niños. Un rescatista tailandés murió, por culpa de no tener suficiente oxígeno, tras haber suministrado provisiones a los niños atrapados en una cueva inundada del norte de Tailandia.

La víctima, antiguo miembro de los cuerpos de elite de la Marina de 38 años e identificado como Samarn Kunan, pereció al quedarse sin oxígeno mientras regresaba buceando de la cavidad donde se encuentran los niños.

Tras haber entregado una reserva de oxígeno, a su vuelta, no tuvo suficiente oxígeno», anunció el vicepresdiente de la provincia de Chiang Rai, Passakorn Boonyaluck. «Perdió el conocimiento en el camino de vuelta, su compañero de buceo intentó ayudarle y llevarlo», precisó el jefe de los comandos de la Marina, Apakorn Yookongkaew.

«La muerte de este experto buceador sirve para mostrar la dificultad de las tareas de rescate (…) A pesar del deceso no vamos a parar de trabajar para sacar al grupo», declararon a Efe fuentes de la Oficina del Gobernador de Chiang Rai, donde se encuentra la cueva. Los restos mortales del fallecido serán trasladados hasta la ciudad portuaria de Sattahip, en el sureste, donde se celebrará el funeral.

Entretanto, los socorristas que intentan rescatar a los 12 niños y a su entrenador de fútbol, atrapados en una cueva inundada desde hace 13 días, trataban de avanzar en los preparativos para la evacuación antes de que regresaran las lluvias. Los socorristas están bombeando agua de la cueva para que baje su nivel y que los niños puedan salir de allí sin tener que bucear o haciéndolo en momentos contados.

De momento, un buzo experimentado necesita 11 horas para hacer un viaje de ida y vuelta hasta donde están los niños: seis de ida y cinco de vuelta gracias a la corriente. El recorrido es de varios kilómetros e incluye pasos angostos y tramos bajo el agua.

Los niños continúan recibiendo clases de natación y buceo a ritmo acelerado, por si se acaba juzgando imprescindible sacarlos lo antes posible. Osottanakorn ha subrayado que de ningún modo se puede permitir que los niveles del agua vuelvan a subir, algo que podría ocurrir si vuelve a caer un temporal.

Los trabajos se centran este viernes en el tendido de una tubería de aire que pueda renovar el oxígeno en la cámara donde se encuentran las víctimas. Según han declarado los equipos de rescate, los niveles de oxígeno se han deteriorado a raíz de la intensa actividad en el interior de la cueva para rescatar a los niños.

Las otras opciones para rescatar al grupo de los 13 Jabalíes Salvajes —el nombre del club de fútbol al que pertenecen— incluyen la posibilidad de mantenerlos dentro de la cueva hasta que pase la temporada de lluvias, algo que aún tardará cuatro meses, o taladrar un pasadizo a través de la roca. Una treintena de equipos busca en la montaña posibles fisuras que acaben en algún punto de la cueva más cercano a los niños.

Fuente: AFP / EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here