Escucha nuestra radio en vivo

El estado de salud de la joven aún es delicado y lucha por su vida. La joven Eyvi Liset Ágreda Marchena, de 22 años, quien fue rociada con gasolina y quemada en un bus de transporte público en Miraflores por Carlos Hualpa Vacas, necesitará, por lo menos, 15 intervenciones quirúrgicas.

El gerente de la Red Asistencial Almenara, Luis Bromley, informó que la joven continúa internada, desde el último martes en que ocurrió el ataque, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), del hospital Guillermo Almenara. Hasta el momento, ya ha sido sometida a tres operaciones quirúrgicas.

La primera operación consistió en realizarle una serie de escisiones y descompresión en sus miembros superiores, debido a que no contaba con circulación en las manos.
La segunda intervención a la que fue sometida la joven estudiante de negocios internacionales fue a nivel de toráx, donde se le realizó las mismas cirugías que en la primera. Esta zona de su cuerpo fue operada con urgencia debido a que respiraba con dificultad.

La tercera operación a Eyvi se le realizó ayer, alrededor de las 11 a.m., y consistió en retirarle el tejido dañado por el fuego en la parte de los miembros superiores para luego colocarle un tejido especial provisional.

“En esta operación le hemos puesto injerto de cerdo y lo vamos a seguir colocando (en las partes afectadas) hasta que el tejido este viable y ya se pueda colocar su propia piel. O sea un autotrasplante de piel. Por ahora, lo importante es salvarle la vida, retirarle el tejido muerto y hacerle el autotrasplante de piel cuando las condiciones estén dadas”, explicó a OJO el doctor Elmer Perea, jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Quemaduras del Hospital Guillermo Almenara de EsSalud.

Precisamente, las demás operaciones irán avanzando de acuerdo a cómo reaccione su piel al nuevo tejido.
En las siguientes cirugías se le continuará limpiando el tejido dañado por el ataque y cuando ya se encuentre más estable y recupere sus funciones vitales, lo que tardará unos días más, se le implantará el injerto de su misma piel. Las demás operaciones pueden extenderse durante meses.

“Las operaciones van a seguir. Pero ahora le estamos haciendo curaciones y viendo hasta dónde puede dar el organismo de la paciente, a fin de seguir operando. Al final, tenemos que ponerle su misma piel, porque si le ponemos la de otro paciente, su organismo no lo acepta”, detalló Perea.

El estado de salud de la joven aún es delicado y lucha por su vida. Eyvi Ágreda tiene afectado el 60% de su cuerpo, incluido cara, nuca, toráx (parte anterior y posterior), miembros superiores y parte de los glúteos .

Las quemaduras en estas zonas de su cuerpo tienen comprometidas las vías aéreas y se teme que se vean comprometidos sus riñones y su hígado. Actualmente, está con ventilación asistida. Se le han administrado sedantes para evitarle el dolor de sus heridas.