Huacho: Niñas eran prostituidas en Penal de Carquin
Un clan familiar que se había apoderado de toda la zona de Huaral y gran parte de Huacho y que tenía a mucha gente trabajando para ellos, especialmente extranjeros.

El Coronel Manuel Díaz Barco indicó que se está investigando si hubo participación de los funcionarios del INPE en favorecer el ingreso de las menores al centro penitenciario.
Este 22 de octubre, la Policía Nacional del Perú desarticuló la banda criminal Los Tratantes del Norte Chico, quienes llevaban a menores de edad al establecimiento penitenciario de Huacho, ubicado en Lima, y las obligaban a prostituirse.
“Ellas tenían los sellos típicos, característicos, que se les coloca a las personas que van a ingresar a un establecimiento penitenciario, por eso pudimos determinar que ellas habían sido llevadas a este penal para ofrecer servicios sexuales”, indicó el general Guillen Chávez, director contra la trata de personas, a Domingo al Día.
En el lugar de la intervención, los efectivos rescataron a ocho menores de edad y a una joven de 19 años, todas ellas eran víctimas de explotación sexual. Mujeres que en su mayoría por el miedo se escondía de la policía pues escapar y pedir ayuda es imposible ya que podría significar una pena de muerte de parte de las personas que están a cargo de ellas, también extranjeros, especialmente venezolanos.

En el lugar de la intervención se detuvo a cinco peruanos que estaban encargados de la seguridad del lugar, al administrador y a los encargados de cobrar a los clientes, también capturaron a Fannyber Pérez Vásquez de 47 años, alias ‘La tuerta’ y Kelvin Rafael Almarza Vásquez de 18 años, alias ‘Pinky’, ambos integrantes de la organización criminal los tratantes del norte chico. “El detenido Kelvin es el que se encargaba de desplazarlas, de trasladarlas. Las llevaba en un mototaxi a los hospedajes, esperaba que atendieran al cliente, recibía el dinero. Él las desplazaba diariamente”, señaló el Coronel Manuel Díaz Barco, de la división contra la trata de personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *