Hombres armados asesinaron a numerosos fieles en una iglesia católica en Nigeria.
Trabajador del hospital federal de Owo habló de más de 50 personas que fueron llevados hasta el lugar.

Hombres armados atacaron este domingo una iglesia católica en la región de Ondo, en el suroeste de Nigeria, y mataron a más de dos docenas de fieles, según el gobierno y la policía.

El ataque tuvo lugar durante la misa matutina en la iglesia católica de San Francisco en la localidad de Owo, situada en el suroeste del país, una región en que resultan poco habituales los atentados yihadistas y de bandas criminales.
«Aún es pronto para decir cuántas personas murieron. Pero numerosos fieles perdieron la vida y otros resultaron heridos», dijo a AFP Ibukun Odunlami, portavoz de la policía en la región de Ondo.

Abayomi, testigo del ataque, explicó que al menos 20 fieles fueron asesinados: «Pasaba por el barrio cuando oí una fuerte explosión y disparos en el interior de la iglesia». Aunque luego un trabajador del hospital federal de Owo habló de más de 50 personas que fueron llevados al lugar.

De momento, se desconocen los responsables y las motivaciones de un ataque, descrito por el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, como»un asesinato odioso de fieles»

Tras esta matanza, el papa Francisco reaccionó lamentando la muerte de «decenas de fieles» y aseguró que rezaba por ellos, según un comunicado del equipo de prensa del pontífice.

Desde hace 12 años, Nigeria se vio sacudida por una insurrección yihadista en el nordeste del país, mientras que grupos criminales cometen secuestros multitudinarios en el noroeste y en el sureste operan grupos separatistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *