Fiscalía entrega pruebas de que Keiko Fujimori en persona recibió dinero en efectivo
La excandidata presidencial y su esposo, Mark Vito Villanella, fueron a la fábrica Sudamericana de Fibras de Juan Rassmuss para recibir clandestinamente en maletines y sobres manila los fondos para financiar su campaña presidencial.

Keiko Fujimori, excandidata presidencial de Fuerza Popular, recibió dinero en efectivo y en persona en varias oportunidades, durante las campañas presidenciales de los años 2011 y 2016, según la denuncia detallada que entregó el fiscal José Domingo Pérez.

La subsanación de las observaciones de la defensa a las imputaciones fiscales contra Keiko Fujimori y otros 41 acusados comprende 2.384 folios presentados en 12 tomos. En esos documentos a los que tuvo acceso La República, se encuentra la información detallada de los millonarios fondos que recibió la tres veces excandidata presidencial, los que nunca declaró ante las autoridades y que hasta el día de hoy no explica en qué los gastó.

Los datos son extremadamente minuciosos, porque incluyen el día, la hora, el minuto, el mes, el año, el monto, el número de registro de salida del dinero y hasta la identidad de quienes se presentaron en nombre de Keiko Fujimori para llevarse el efectivo.
En todos los casos, como lo demuestra documentalmente la Fiscalía, el suministro del dinero fue en efectivo, en maletas o en sobres manila o plástico. La modalidad de trasiego de fondos en efectivo es un patrón de todas las operaciones de transferencia en beneficio de Keiko Fujimori, para evitar el registro en el sistema bancario.

Sin embargo, las empresas de Juan Rassmuss Echecopar, Sudamericana de Fibras, y Dionisio Romero Paoletti, Credicorp, consignaron en sus respectivas contabilidades la salida del dinero en efectivo.

En el caso de Rassmuss, en el cuaderno de visitas de su empresa, se acredita quiénes fueron a Sudamericana de Fibras. Están identificadas las personas que en nombre de Keiko Fujimori retiraron las platas. Por si fuera poco, también se menciona al personal de la empresa que les dio los fondos.

De los US$ 7,6 millones que en total la compañía de Rassmuss proporcionó Keiko Fujimori, solamente Augusto Bedoya Cámere, quien siempre alegó inocencia y no tener ninguna relación con los fondos, se presentó en la empresa de Rassmuss en 11 ocasiones para retirar US$ 2 millones 010 mil.

Pier Figari Mendoza, brazo derecho de Keiko Fujimori, y quien aseguraba que era “perseguido político”, acudió 14 veces a las oficinas de Sudamericana de Fibras, en el Callao, para llevarse en maletas y sobres manila US$ 745.000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *