Excavadora fue pagada por militar 150 soles para sepultar a mujer hallada en cilindro.

0
6

Excavadora fue pagada por militar 150 soles para sepultar a mujer hallada en cilindro.
lo hunden. Contratista declaró que el militar le dijo que forado era para “colocar paneles de publicidad”. Familia de Marisol Estela lo acusa de asesinarla porque iba a separarse de él.

El Departamento de Investigación Criminal de Villa El Salvador continúa acopiando pruebas contra el suboficial de segunda del Ejército, Luis Genaro Estebes Rodríguez, sindicado por la familia como autor del crimen de Marisol Estela Alva, la joven estudiante de enfermería cuyo cadáver fue enterrado en un cilindro sellado de concreto en una zona de Villa El Salvador.

Un testimonio clave contra el militar fue la declaración realizada por el contratista de la excavadora, cuya identidad se mantiene en reserva. Este lo sindicó de ser la persona que contrató sus servicios para realizar un forado de más de dos metros en la avenida Pachacútec bajo la excusa «de que iban a instalar paneles de publicidad» y por el trabajo le pagó 150 soles.

Otra pieza clave es el testimonio de Juan Mendieta, dueño del edificio donde vivía Marisol, quien contó a la Policía que días antes de su desaparición el militar ingresó un cilindro de color negro al departamento de la joven, pero después lo retiró sospechosamente del condominio con ayuda de otras personas en su miniván.

«El jueves de la semana pasada retiró varias cosas del departamento forradas en plástico. El Depincri vino a revisar ayer el cuarto, pero no halló el barril», aseveró.

Durante las investigaciones, la PNP logró identificar la miniván usada por el militar, la cual permanece retenida en la sede policial a la espera de las pesquisas.

Melva Estela, hermana de la víctima, pidió ayuda a las autoridades para trasladar el cuerpo de su hermana a Cajamarca vía aérea. «No tenemos la situación económica suficiente para pagar el costo por avión, por favor, ayúdennos», suplicó ella.

Enfermeras la despidieron
Hasta la morgue de Lima llegaron amigas de Marisol Estela, quienes hicieron un alto en sus labores para despedirse de su compañera de estudios. Cinthia Ponce, Angela Tequehue, Danitza Ayllón y Anahí Aquiño recordaron su sonrisa y alegría durante las largas jornadas de estudio que compartieron por casi dos años. «Solo pedimos justicia y que la Policía atrape al asesino, porque mi amiga no merecía morir de esa manera», declararon.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here