Escucha nuestra radio en vivo

Indignante. Efectivos de la Policía detienen a sujeto que golpeaba con cable de luz a sus dos hijastros. Se trata del taxista Winston Salas Cahuana (38), acusado de agredir salvajemente a sus hijastros, de cuatro y ocho años de edad, dentro de una vivienda de la calle Sr. De Cañibamba de la asociación Virgen del Rosario del distrito de Santiago en el Cusco.

Los agentes fueron al rescate de los menores la tarde del viernes, ambos mostraban rostros de trauma debido al drama que atravesaban y solo algunos vecinos sabían. Después de escalofriantes relatos se supo y evidenciaron hematomas, cicatrices y una fractura en sus cuerpecitos.

El capitán PNP Richard Páucar Santana, comisario de Viva el Perú, sostuvo que el pequeño de iniciales D.S.Q.H. (04), muestra huellas en el cuello probablemente después de ser ahorcado con un cable, similares lesiones se aprecian en brazos y pies.

Al ser revisado a detalle también muestra cicatrices de posibles quemaduras entre sus piernas, abdomen, pecho, espalda. Mientras que su hermana B.P.R.H. (08) deja ver lesiones causadas también por cable; no obstante, habría sido víctima de tocamientos en sus partes íntimas.
Por sindicación de los niños, la policía fue a detener a Salas Cahuana la madrugada del día siguiente, el irreverente y desafiante decía que se cometía un abuso de autoridad en su contra. También fue intervenida la madre de los menores Beatriz Huillca Ramírez (23).

Esta mujer intentó convencer a las autoridades que ella era la agresora y no su conviviente; sin embargo, los menores volvieron a reiterar que es el tipo que por dos años los mantuvo bajo agresiones físicas y psicológicas por travesuras propias de las edades que tienen.
Huillca Ramírez, es madre de los pequeños producto de relaciones distintas, en la actualidad estaría gestando de Salas Cahuana, y ese sería el motivo por el que se aferraría a que no lo responsabilicen. Ella también es investigada por encubrimiento y complicidad.

FRACTURA EN EL HÚMERO

Las diligencias están a cargo de los fiscales de familia y penal de Santiago Cristian Ramos y Franklin Chirino, los magistrados deberán valorar las investigaciones preliminares y la gravísima lesión que registra el pequeño de cuatro años.

Según una placa radiográfica D.S.Q.H. (04) registra una fractura en el húmero del brazo izquierdo que habría sido producto de la brutal golpiza del sujeto. Médicos legistas que lo examinaron increíblemente habrían mencionado solo seis días de descanso para éste y uno para su hermana.

96 HORAS

Ante estas evidencias el Juez de Investigación Preparatoria de Cusco, Carlos Alberto Huallpa, dispuso la detención del sujeto por 96 horas, tiempo en el que los magistrados del Ministerio Público deberán sustentar la responsabilidad de Salas Cahuana y Huillca Ramírez.

EN CUSTODIA

El niño en la actualidad permanece en traumatología del hospital Antonio Lorena, mientras que la pequeña pasó a los cuidados de un familiar.

ANTECEDENTES

Salas Cahuana en setiembre del 2016 fue detenido en la comisaría del Aeropuerto por conducir en estado de ebriedad su auto de placa de rodaje X3Q-057 y enero del 2018 volvió a ser intervenido por manejar borracho el mismo vehículo, éste intentó desaparecer la llave y agredió con una piedra a un efectivo de la comisaría de Zarzuela.

Fuente: Cusco Noticias