Escucha nuestra radio en vivo

El Niño costero: damnificados aún no reciben bono de 500 soles. Según la Contraloría, el Gobierno solo ha repartido S/2,5 millones de un fondo de S/72 millones

Ha pasado más de un año desde que ocurrió el fenómeno El Niño costero y, según un informe de la Controlaría General de la República, a la fecha solo se ha entregado S/2’500.000 de un presupuesto de S/72 millones asignado a través del programa Bono 500 a los damnificados cuyas viviendas colapsaón o quedarón inhabitables por el fenómeno climático.

El dinero está destinado al alquiler de viviendas temporales para los afectados. De acuerdo a un informe de auditoria, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento “no viene asignando los recursos financieros al Organismo de Formalización de la Propiedad Informal (Cofopri) para realizar las visitas de inspección a las viviendas que han sufrido daños, retrasando su oportuna ejecución, generando el riesgo de que no se brinde la atención inmediata […] a los potenciales beneficiarios de la ayuda económica”.

El documento también indica que se ha identificado un 18,04% de filtración de beneficiarios que no cumplen con los requisitos del programa.

Dinero en vez de módulos
En noviembre del 2017, el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski emitió el Decreto de Urgencia 014–2017 con la finalidad de entregar un subsidio mensual de S/500 para los damnificados cuyas viviendas quedaron inhabitables. El programa está vigente hasta el 31 de diciembre de este año.

La respuesta de Cofopri
Cofopri aseguró que para supervisar y visitar las viviendas colapsadas se necesita un presupuesto que debía ser entregado por el Ministerio de Vivienda, pero que este no se concretó. La entidad sostiene que no les han dado los recursos logísticos y operativos para que ellos puedan trasladarse al lugar de los hechos.

De acuerdo a la institución, el ministerio cuenta con un presupuesto de S/57 millones para ser destinados a los bonos, los cuales han sido transferidos en su totalidad al Fondo Mivivienda, entidad encargada del desembolso. El monto cobrado a la fecha es de apenas de S/2’500.000, que corresponden a las 2.110 familias damnificadas que cumplen con todos los requisitos para acceder a este programa.

Cofopri tiene en lista de espera 24.593 solicitudes de potenciales beneficiarios que no perciben el Bono 500. Reconoce también que existen filtraciones. “A la fecha se han retirado 230 beneficiarios del programa por no cumplir con los requisitos del mismo”, indican en un comunicado.

En diciembre concluye el programa que fue diseñado para ayudar temporalmente a todas aquellas familias que se quedaron sin vivienda en 47 distritos de las siete regiones afectadas. Sin embargo, como lo señala el informe de la Contraloría, no se cumple el objetivo de esta política pública. Al final, los damnificados no reciben ni viviendas temporales ni bonos.

Fuente: El Comercio